¿Qué es la homeopatía?

Muchas veces hacemos referencia a la palabra homeopatía, pero en realidad no todas las personas que hacen referencia a este término saben qué es exactamente. En realidad ¿qué es la homeopatía? La homeopatía (del griego homoios, similar; pathos, ‘sufrimiento) tiene su origen en Christian Hahnemann (1775-1843), quien fue un médico alemán que observaba que en su época la medicina ocasionaba más sufrimiento que beneficio a los pacientes. En 1794 Hahnemann dejó la práctica de la medicina tradicional de su tiempo y empleó por primera vez la palabra homeopatía en su trabajo “Indications of the Homeopathic Employment of Medicines in Ordinary Practice”.

Sin embargo, aún no hemos contestado la pregunta ¿qué es la homeopatía? La homeopatía clásica se define  como un sistema médico basado en el uso de cantidades infinitesimales de sustancias que en dosis mayores provocarían síntomas similares a la patología que está siendo tratada. A Hahnemann se le ocurrió la idea de emplear sustancias que producían síntomas similares a la enfermedad tratada cuando al beber una infusión de corteza de cinchona, experimentó síntomas parecidos a los de la malaria, patología que en su época se trataba específicamente con la corteza de cinchona, que es rica en quinina. Hahnemann sostenía que dosis muy pequeñas de estas sustancias producían efectos curativos, dado que al reducir las dosis consumidas iban desapareciendo los síntomas patológicos. Esto con el tiempo se observó que  Hahnemann interpretó este efecto de manera errónea.

La forma más común de preparar una sustancia para uso homeopático es tomar 1 mililitro (una milésima parte de un litro) de la tintura madre, que no es otra cosa que la sustancia original, mezclándola con 99 ml de agua. En otras palabras se hace una dilución 1/100 de la solución original. A continuación se agita la preparación obteniéndose una dilución centesimal de Hahnemann (1 CH). Luego se toma 1 mililitro de esta solución y se repite la operación, o sea que se obtiene una dilución 1/1000,  o una dilución 2 CH, y así sucesivamente hasta lograr una dosis efectiva, que según la homeopatía cuanto más diluida será más efectiva. Algunos medicamentos homeopáticos pueden llegar a dosis de 30 CH, siendo la presencia de la sustancia o principio activo nula en la preparación en muchos de estas preparaciones. Para Hahnemann, aunque esta situación se diera el efecto curativo se produciría no por la sustancia o del principio activo sino por el mero hecho que durante el proceso de dilución y golpeteo (denominado dinamización) que se efectúa se transmite al agua el espíritu curativo de la sustancia. Actualmente se habla en homeopatía de un efecto memoria del agua, donde el agua en donde se disuelve la sustancia homeopática recordaría la/s sustancia/s que estuvo en contacto. Debido a lo expuesto la homeopatía si bien cuenta con adeptos tanto profesionales de la salud como pacientes que se someten a este tipo de tratamiento, también tiene grandes opositores y es aún tratada como una pseudociencia.

Seguiremos en próximos artículos exponiendo  sobre la polémica homeopatía donde pese a todo, algunos dicen que por el efecto placebo, la terapia homeopática ha sido efectiva.

 

 

 

Tags: , ,

Leave a Reply