Los aromas y los efectos que pueden producir

Muchos de los estudios han demostrado que el uso de la aromaterapia suele tener efectos positivos y  también porque no ciertos efectos negativos en los seres humanos. Estos efectos suelen ser sutiles.  Es importante que el uso de los aromas sea discreto porque entre los efectos negativos pueden provocar vómitos  y hasta convulsiones.

Algunos aromas  tales como el pepino y la manzana se piensa que estimulan a reducir las palpitaciones en ocasiones que las personas sienten temor, debido a distintas circunstancias.  Esto es especialmente cierto en el caso de las personas claustrofóbicas.  Debido a ello, estos aromas están siendo usados por algunos hospitales en el caso particular cuando las personas son sometidas a ciertos estudios que producen estrés, como los estudios de tomografia axial computarizada, donde las personas que padecen claustrofobia son muy sensibles a padecerla cuando requieren esta clase de estudios.


Otro efecto positivo del empleo de la aromaterapia es que los niveles de energía aumentan. Un ejemplo de este tipo de aromas potenciadores de los niveles energéticos son la menta y la hierba buena.

Según estudios llevados a cabo por la Fundación  para la Investigación del Olfato en Estados Unidos de América (USA), las personas que durante los experimentos olieron  menta se sintieron menos fatigadas y con una actitud más positiva que el grupo control donde no fueron expuestos a este aroma.

Por otra parte, estudios efectuados en la Universidad de Pittsburgh  en  USA demostraron que las personas fumadoras sintieron menos deseos de fumar después de oler aromas fuertes.  Esto indicaría que ciertos aromas pueden ayudar a distraer la atención en el deseo de fumar, siendo la aromaterapia un tratamiento paliativo para colaborar en la lucha contra el tabaquismo.

 

 

 

Tags: , , , , , , ,

Leave a Reply