Lapislázuli: el gran equilibrante

 

El lapislázuli es una gema muy apreciada en joyería desde tiempo antigüos.

Geológicamente es una roca, compuesto por varios minerales, siendo los principales componentes lazulita, silicato cálcico complejo que le proporciona el color azul característico, wollastonita y calcita, que otorgan un veteado gris y blanquecino, y pirita, que produce los clásicos reflejos dorados.

A nivel terapéutico esta piedra es considerada como la piedra del poder, la sabiduría y la realeza.

El lapislázuli armoniza de manera integral los cuerpos sutiles con el cuerpo mental, permitiendo la limpieza de los pulmones, el bazo y las glándulas de secreción endocrina.  Pero su función específica es la de penetrar y profundizar, más que de curar, por lo que conviene acompañarla con algún cristal curativo, según la patología a tratar.

Esta piedra es un importante purificador mental y espiritual.  Se caracteriza por eliminar bloqueos traumáticos, aumenta el poder espiritual y el desarrollo del cuerpo mental, desbloqueando las emociones. Es un excelente liberador de la intuición y  colabora a nivel consciente para tener el control de sí mismo.

Debido a que es un buen estabilizador psíquico nos permite aprender a discernir entre la realidad y la fantasía, entre las intuiciones y  los sueños mentales.

Esta piedra maravillosa como equilibrante cura la melancolía y atrae la fortuna y la fama.

 

 

Tags: , ,

Leave a Reply