¿En qué consiste un curso de milagros?

Al curso de milagros le han llamado “psicoterapia espiritual”. El objetivo es lograr la felicidad y la paz. En él distinguimos entre el ser perfecto que Dios creó y la producción del ser ficticio que denominamos “yo”. Esta distinción es la piedra angular necesaria en el abandono de las conductas destructivas y debilitantes que tienen como base en el miedo, la falta de perdón y la culpa; y que provienen de nuestro sentido de aislamiento, separación, desvalorización y vulnerabilidad. Sin embargo, al enfocar nuestros pensamientos hacia la verdadera identidad se encausa con propósito nuestra vida como la conocemos en este plano, guiada por el Maestro Interno o Espíritu Santo. De este modo es un camino de perdón y extensión de amor, dará como expresión natural, los milagros.

Un Curso de Milagros enfatiza que es una de las muchas versiones del programa universal de estudios para la paz interior. Por lo anterior, un Curso de Milagros es una enseñanza universal espiritual y no una religión. El mismo consta de 3 volúmenes: Texto, Libro de Ejercicios y Manual del Maestro, donde enseña que el camino hacia la paz y el amor universal o recuerdo de Dios, es por medio de deshacer la culpa a través del perdón.

El curso fue canalizado por la Dra. Helen Schucman a través de un proceso de dictado interno que ella identifica como proveniente de Jesús.  La Dra. Schucman fue psicóloga clínica e investigadora; así como profesora asociada de psicología clínica, fue asistida por el Dr. William Thetford, su jefe de departamento, quien era también profesor de psicología clínica de la Universidad de Columbia en la facultad de Medicina y Cirugía en Nueva York.

En la introducción del libro se lee la siguiente desripción: “Éste es un curso de milagros. Es un curso obligatorio. Sólo el momento en que decides tomarlo es voluntario. Tener libre albedrío no quiere decir que tú mismo puedas establecer el plan de estudios. Significa únicamente que puedes elegir lo que quieres aprender en cualquier momento dado. Este curso no pretende enseñar el significado del amor, pues eso está más allá de lo que se puede enseñar. Pretende, no obstante, despejar los obstáculos que impiden experimentar la presencia del amor, el cual es tu herencia natural. Lo opuesto al amor es el miedo, pero aquello que todo lo abarca no puede tener opuestos”.

Este curso puede, por lo tanto, resumirse muy simplemente de la siguiente manera:

Nada real puede ser amenazado.

Nada irreal existe.

En esto radica la paz de Dios

 

 

Tags: , , , , , ,

Leave a Reply